RELACION DE PAREJA TÓXICA. 10 SEÑALES DE ALARMA PARA RECONOCERLAS

Si estás leyendo este artículo es muy probable que sea porque sientes que estás atrapado en medio de una relación de pareja tóxica. Tal vez esa percepción sea el mayor signo de alarma al que deberías prestar atención. Estar en pareja y compartir la vida con alguien, es un deseo natural de la mayoría de los seres humanos, pero la calidad de esa relación puede determinar nuestro bienestar, felicidad y salud física y mental.

Últimamente se suele escuchar el término relaciones tóxicas o relación de pareja tóxica bastante seguido, pero, aunque su uso es relativamente reciente, el fenómeno que representa ha acompañado a los seres humanos durante toda su historia. Determinar si estamos viviendo una relación de pareja tóxica es crucial para comenzar a tomar medidas en función de cambiar el curso de las cosas.

relacion de pareja toxica

Hay muchos aspectos que nos podrían servir de señales para determinar si estamos viviendo una relación de pareja tóxica. Algunos psicólogos discrepan del uso de ese vocablo, pues sirve para globalizar una infinidad de aspectos negativos de la personalidad, que todos poseemos en mayor o menor medida. Basándonos en este punto, “el tóxico” siempre resultaría ser el otro miembro de la pareja, lo que no es sano a la hora de ser objetivos en nuestro autoanálisis.

Pero como por acá no somos psicólogos usaremos el término para describir los rasgos negativos que pueden convertir una relación de pareja en un infierno. Para ser objetivos, deberíamos recordar que una pareja se compone por dos personas. Ni un buen resultado ni uno malo es responsabilidad total de una sola de las partes. Y a veces la “toxicidad” de una pareja es la simple consecuencia de unir dos personalidades incompatibles.

Al analizar los siguientes puntos deberíamos usarlos, no solo para detectar defectos en nuestra pareja, sino siendo autocríticos y reconociendo aquellos en los que nos vemos reflejados. Reconocer los errores propios y tomar medidas para cambiar, es la parte más difícil del crecimiento humano, pero es el principio de un camino que nos conducirá al verdadero éxito personal.

10 señales para reconocer una relación de pareja tóxica 

 

relacion de pareja toxica mujer triste

1-Chantaje emocional.

He puesto este aspecto al comienzo de la lista porque creo que es uno de los más llamativos en una relación de pareja tóxica o de cualquier tipo. Suele ser una de las formas más efectivas para lograr coaccionar a la otra persona para que cumpla los requerimientos del chantajista. Y existen mil maneras de chantajear emocionalmente.

Desde poner sobre los hombros del otro su felicidad y estabilidad emocional con frases como ‘si me dejas no podría seguir viviendo’, ‘solo tú puedes ayudarme a ser mejor persona, sin ti estaría perdido’, hasta lograr hacer cumplir sus caprichos egoístas impidiendo a su pareja llevar una vida normal y disfrutar de relaciones sanas con otras personas.

Es frecuente para ellos asumir el papel de víctimas en el que se sienten desplazados por amigos, familiares y proyectos personales o recordarnos que ellos sí son capaces de entregarse incondicionalmente y esperan lo mismo de nosotros. La persona chantajista no te exige que hagas o dejes de hacer algo, sino que te hace sentir mal por no complacerlo. Acude a su fragilidad emocional, a su dependencia de ti, a tu responsabilidad de amarlo y cuidarlo ya que en su momento “lo rescataste”.

Cuando esta actitud se hace habitual y empieza a coartar nuestra libertad como seres humanos de decidir con quién hablamos, cómo usamos el tiempo libre o planificamos nuestros proyectos de vida, deberíamos comenzar a sospechar que estamos ante una relación de pareja tóxica.

hombre en relacion de pareja toxica

2- Sentimiento de culpabilidad.

Para algunas personas, el culpar a otros de todas los percances y problemas que surgen a su alrededor es una mecánica cotidiana. Estar en una relación así puede ser en extremo estresante. Ellos culpan a su pareja de que las facturas no se pagaran a tiempo, de que haya tupición en el desagüe, de que el dinero no alcance hasta final de mes o de elegir siempre mal al hacer las compras. Si te pregunta a dónde te gustaría ir a comer, luego te va a culpar por haberte decidido por un lugar con tan mal servicio.

Estas personas, que suelen tener una autoestima baja, proyectan su propio sentimiento de incapacidad en el otro, haciéndole sentir mal por cada incidencia que pueda ocurrir y volviendo la relación de pareja tóxica, con un ciclo de reclamos absurdos en los que sentimos la necesidad de justificar cada acción que tomemos.

3- Exigir exclusividad.

 En las relaciones de pareja siempre existe algún grado de exigencia de exclusividad, sin que ello se traduzca necesariamente en algo negativo. No nos gusta que nuestra pareja vaya por ahí coqueteando o con la actitud de alguien que está soltero(a). Sin embargo, cuando esta ‘exclusividad’ se extiende a todos los aspectos, la situación comienza a oler a toxicidad.

Si a nuestra pareja le molesta que tengamos una relación normal con nuestra familia, que vayamos a visitarlos o les llamemos a menudo por teléfono, si todos nuestros amigos lo irritan y termina exigiendo que nos alejemos de ellos y no nos permite quedar con compañeros de trabajo como solíamos hacer antes, deberíamos ver el bombillo rojo de alerta que empieza a encenderse delante nuestro.

relacion de pareja toxica los celos

4- Celar no es amar.

 Muchas personas creen erróneamente que los celos son una señal de amor y demuestran cuánto le importa la otra persona. Es cierto que a todos nos molesta ver a nuestra pareja coqueteando con alguien. Y, dicho sea de paso, ese hecho en sí, cuando ha sucedido en otras ocasiones, debería hacernos reconsiderar la viabilidad de la relación. Pero, en la mayoría de las parejas donde los celos son un problema, no hay razones legítimas para sentirlo.

La persona celosa lo va a ser con todas sus parejas, tenga motivos o no, porque el problema no está en la actitud de la persona a quien cela sino en su propia inseguridad y temor a ser engañado. Estas personas suelen ser desconfiados en extremo, ver señales de posibles flirteos donde no los hay y acusar injustamente a sus parejas de no “comportarse” adecuadamente.

Ven en cualquiera con quien su pareja converse, un potencial rival con el que actuarán a la defensiva. Si la persona celosa no muestra interés en controlar ese rasgo tóxico y dañino de su personalidad, los problemas derivados de esa actitud propia de una relación de pareja tóxica, pueden llegar a desencadenar maltrato físico y psicológico y graves daños a la salud emocional y la integridad física.

5- No soy su prioridad.

En el otro extremo de la balanza se encuentra la persona a la que obviamente tus intereses, bienestar y felicidad poco le importan. No deja claro hasta qué punto se siente involucrado en la relación. Supuestamente te ama lo suficiente como para haber comenzado un proyecto de vida junto a ti, pero sus acciones desdicen esa intención.

Es la típica actitud de quien te promete viajes, cenas o proyectos que frecuentemente no cumple, prefiere pasar más tiempo con sus amigos(as) que contigo y no parece estar interesado en tener juntos proyectos de vida a largo plazo.

Constantemente te hace sentir que eres tú quien sostiene la relación y que de no ser por tu esfuerzo todo se iría al traste y él (o ella) ni se inmutaba. Este rasgo, aunque más solapado, también es evidencia de que algo no está bien y estamos atrapados en una relación de pareja tóxica. 

relacion de pareja toxica justificaciones

6-Cuando tienes que justificarlo siempre.

Si nos damos cuenta de que una y otra vez tenemos que justificar el mal comportamiento de nuestra pareja delante de familiares y amigos, tal vez deberíamos analizar detenidamente las razones que conllevan a esa situación. Si se ha peleado con alguien nuevamente y ha debido pasar una noche detenido en la comisaría, ahí estamos explicando que es porque le molesta mucho la injusticia.

Si nos ha tratado mal delante de nuestros amigos y nos ha humillado, luego les contamos que está muy estresado con el trabajo que tiene. Y así cada vez que actúe irracionalmente, pierda los estribos, demuestre malos modales, ofenda a otros o la relación caiga en maltrato físico o verbal. Sin darnos cuenta somos su abogada(o) y nos tomamos como una misión personal el hacer brillar una imagen que ellos mismos se empeñan en ensuciar.

relacion de pareja toxica depresion

7- Por qué no me deja crecer como persona.

Cada quien es responsable de su propio crecimiento personal. Depende solo de nosotros mismos el que continuemos avanzando en el camino a ser mejores seres humanos y que luchemos por nuestros sueños, metas y proyectos. Pero cuando nuestro compañero(a) de vida se empeña en cortarnos las alas cada vez que intentamos desplegarlas y volar, el proceso se vuelve muy desconcertante.

Estas personas suelen sentirse amenazados con nuestros logros personales y parecen tener un argumento para objetar cada una de las aspiraciones que tengamos. Para ello suelen usar el descrédito, la imposición o el chantaje emocional. Es posible que te diga que, puedes hacer lo que quieras con tu tiempo libre, siempre que hayas cumplido primero con tus obligaciones y luego resulta que “tus obligaciones” son cada día más numerosas. Lógicamente, un ambiente así no propicia el escenario adecuado para aferrarnos a nuevas metas ni crecer como seres humanos.

8- Ladrones de energía y felicidad.

Por otro lado, están esas personas malhumoradas que, cual vampiro energético te succionan toda tu alegría y positividad. Es típico encontrarlas siempre alicaídas, desperdigando por doquier su visión catastrófica y pesimista del mundo. Todos tus intentos por aferrarte a momentos y situaciones agradables quedarán hecho añicos al chocar contra el muro de desesperanza y tristeza que levantan a su alrededor.

Les gusta buscar incansablemente diagnósticos médicos fatídicos a malestares leves o inexistentes, se regodean en noticias espeluznantes y desesperanzadoras y tendrán un vaticinio sombrío para cada uno de tus proyectos. No importa cuán feliz te levantes en la mañana, bastará un rato cerca de esta persona para cambiarnos el ánimo completamente y contagiarnos de su actitud negativa ante la vida.

relacion de pareja toxica dependencia emocional

9- Dependencia emocional.

 La baja autoestima, el miedo a la soledad y un estado de ánimo negativo son los factores psicológicos que, bajo la influencia de los mitos románticos que nos hacen creer que estamos incompletos hasta encontrar nuestra “media naranja”, convierten a muchas personas en dependientes emocionalmente.

Esta dependencia muchas veces es confundida con un ideal distorsionado de romanticismo, en el que puede resultar halagador el “intenso amor” que alguien parece sentir por nosotros. No obstante, como todas las conductas nocivas, la dependencia emocional y afectiva puede desencadenar serios problemas en la relación.

El peso de la responsabilidad que impone sobre nuestros hombros la persona que afirma amarnos “más que a su propia vida” o “morir si llegamos a faltarle” con el tiempo va resultando insoportable. Ese sometimiento incondicional en el que, hagamos lo que hagamos, esa persona parece estar atada de manera vitalicia a nosotros, aporta toxicidad a la relación.

Inconscientemente, la actitud del dependiente emocional le confiere poder a su pareja, quien, al no encontrar un freno para contener actitudes impulsivas o controladoras suele desarrollar una personalidad dominante. Todo esto propicia una dinámica difícil que termina sumiéndose en una relación de pareja tóxica.

10- Los reproches del pasado.

Lo que comienza como un juego en el que ambos indagan sobre detalles íntimos y recuerdos del pasado del otro, termina a veces convirtiendo la relación en un campo de batalla. Para algunas personas, liberarse de la incomodidad resultante de conocer ciertos hechos resulta imposible. Una y otra vez el fantasma del pasado saldrá a relucir, pues se sentirá amenazado por el recuerdo del otro. Entonces los reproches pasan a ser parte de la rutina diaria de la relación.

La baja autoestima tiene un papel protagónico en este aspecto de una relación de pareja tóxica. Es probable que esta persona inconscientemente esté comparando el amor que cree que sentimos por nuestra pareja anterior al que sentimos ahora por ella. Su mente no podrá, por mucho que lo intente, abandonar las comparaciones de todo lo que supuestamente hicimos anteriormente y lo que hacemos ahora y esto se reflejará en cada situación que se presente.

Libérate de esa relación de pareja tóxica que tanto te afecta

Como dije anteriormente, los aspectos que confluyen para que resulte en una relación de pareja tóxica muchas veces son el resultado de dos personalidades incompatibles. El que exista la presencia de algunos de estos rasgos no convierte inmediatamente la relación en tóxica. Y lo más importante de todo es, que, a la hora de hacer un análisis profundo seamos autocríticos. Es más difícil reconocer aspectos negativos en nosotros mismos que en los demás, pero es el único camino real y auténtico hacia el crecimiento personal.

 no a la relacion de pareja toxica

Si al final de nuestro análisis, determinamos que estamos atrapados en una relación de pareja tóxica, tendremos que tomar parte activa en la solución de los problemas, sean propios o de nuestra pareja. Y sea cual sea la decisión que tomemos deberá estar encaminada a convertirnos en una persona más segura, alegre y feliz.

ÚLTIMAS ENTRADAS

soltar para avanzar y aprender a fluir
que es la dependencia emocional
mountains-5368407_1920
La ley de atracción
que es el victimismo
el bambu japones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 10 =