la ley de la atracción

LA LEY DE ATRACCIÓN. 3 ASPECTOS ESENCIALES QUE DETERMINARÁN CÓMO NOS AFECTA

En los artículos anteriores te he contado cómo el hecho de conocer acerca de la ley de atracción significó un antes y un después en mi enfoque de la vida. Pero, una cosa es saber que se requiere un cambio de actitud y otra bien difícil es conseguirlo. El efecto positivo de la ley de atracción en nuestra vida será evidente

Era muy complicado, sobre todo teniendo en cuenta los patrones de comportamiento negativo que había adquirido a lo largo de mi vida. Pero estaba decidida a revertir esa situación. Ya no se trataba de impresiones mías, por fin todo comenzaba a tener sentido. Así que, o tomaba las riendas y el control de mis pensamientos o sería para siempre una marioneta tirada por los hilos que otros decidieran mover. El efecto positivo de la ley de atracción en nuestra vida lo cambiará todo

la ley de la atracción

Cuando has vivido siempre envuelto en ese halo de catastrofismo victimista, es muy fácil dejarse arrastrar a un estado en el que todas las facetas de la vida quedan profundamente afectadas. Así que, el cambio, para que fuera realmente efectivo, debía abarcarlo todo.

Cómo tomar control sobre la ley de atracción

Estaba consciente de que mi vida era un desastre. Por muy fuerte que aparentara ser, siempre terminaba cediendo ante las críticas y las imposiciones de los demás. Y no importa cuánto empeño les pusiera a mis sueños, podían más las opiniones negativas que al final, siempre conseguían rendirme. Aprender a ver el efecto positivo de la ley de atracción en nuestra vida cada día

A decir verdad, cada aspecto de mi vida estaba condicionado para responder negativamente a cualquier estimulo, si bien no era consciente de ello. Y una y otra vez terminaba atrayendo más de lo mismo. Y aunque conocer acerca de la ley de atracción y el impacto que puede tener en nuestra vida, fue impresionante y revelador, de nada me serviría ese conocimiento si no comenzaba a actuar para usarlo positivamente. Aprenderemos a ver el efecto positivo de la ley de atracción

3 aspectos esenciales que determinarán cómo nos afecta la ley de atracción

Identificar esas facetas de nuestra vida que necesitan un cambio radical, es crucial para comenzar el largo proceso de transformar nuestra actitud. Ese será apenas el primer paso, pero sin él jamás comenzaremos a avanzar hacia la vida que soñamos.

En mi caso particular era obvio que adolecía de inseguridad, baja autoestima, indefensión emocional y poca firmeza a la hora de definir mis objetivos y luchar por ellos. Entonces, lo primero era reconocer aquellos aspectos que necesitaban atención urgente y ponerme a trabajar en ellos. Ver el efecto positivo de la ley de atracción nos ayudará a mejorar

Se dice más fácil de lo que se hace, porque por lo general tenemos una imagen distorsionada acerca de nosotros mismos que empaña nuestra visión a la hora de hacer un análisis autocritico. Pero si tenemos en nuestro aval un largo historial de fracasos, ya sean sentimentales, personales o profesionales y si nuestra vida dista mucho de ser la ideal, es hora de ser honestos con nosotros mismos.

Definir todos aquellos aspectos que contribuían a que la ley de atracción trabajara en mi contra, era una prioridad. Quiero compartir contigo mi propio análisis autocritico, por si te puede servir de guía a la hora de elaborar el tuyo. La ley de atracción nos ayudará a mejorar nuestro enfoque

Pero recuerda que cada ser humano es diferente, nuestras experiencias personales, traumas pasados y comportamientos adquiridos, nos hacen reaccionar de disímiles maneras. No obstante, sea cual sea tu situación personal, es posible cambiar de actitud para poder usar la ley de atracción a tu favor.

1−Trabaja tu autoestima y elimina la inseguridad

Es innegable que nuestro aspecto físico y sobre todo lo que pensamos de él, tiene un gran peso en la autoestima y la seguridad que desarrollaremos. La ley de atracción y nuestro enfoque de la vida

No importaba cuan segura aparentara ser, en el fondo siempre me sentía inferior, fea y poco atractiva. El lema de ‘soy especial como soy y quien me quiera me aceptará así’ no resultaba efectivo a la hora de elevar mi autoestima.

la ley de la atracción

Y no es que esté fomentando dar una excesiva importancia a como nos vemos físicamente. De nada serviría tener un físico impresionante si somos personas que proyectan una actitud desagradable y vanidosa. El efecto resultante será que las personas preferirán alejarse de nosotros.

Pero seamos honestos, la forma en que nos vemos tiene un gran peso en nuestra actitud. Todos deseamos resultar atractivos para los demás. Y aunque parece que algunos vinieran con el paquete completo y se ven súper geniales sin hacer apenas esfuerzo, a otros nos toca esforzarnos un poco más. Aprender a ver la ley de atracción y nuestro enfoque positivo de la vida

Es importante que recordemos que el objetivo no es compararnos con nadie ni intentar imitar modelos de belleza inaccesibles. El punto es lograr pulir nuestra mejor versión. Pero, sobre todo, enamorarnos de nuestra imagen, estar a gusto con quienes somos y como nos vemos y de estar forma estar listos para hacer trabajar a la ley de atracción a nuestro favor.

Son tres los factores, relacionados con la forma en que nos vemos, que deberíamos tener en cuenta para conseguir esa actitud segura y positiva que necesitamos para cambiar nuestra vida. Esforzarnos por cambiar nuestros hábitos en cada una de estas facetas, puede resultar en una grata sorpresa que beneficie sustancialmente nuestra autoestima y actitud ante la vida.

Apariencia personal

Cambiar la forma en que nos vemos no tiene que estar condicionado por nuestro poder adquisitivo. No es necesario recurrir a caras y peligrosas intervenciones quirúrgicas, a dietas extremas que pongan en riesgo nuestra salud o a ponernos en manos de prestigiosos estilistas que nos cobrarán un ojo de la cara.

En primer lugar, es necesario tener la actitud adecuada con respecto a la apariencia personal. Con frecuencia creemos que, una vez somos padres o madres nos debemos exclusivamente a nuestros hijos. Este hecho o el creer que ya somos “demasiado viejos” para preocuparnos por eso o que hagamos lo que hagamos nunca luciremos bien, son los principales detonantes para descuidar nuestra imagen personal. Como la ley de atracción mejora nuestro enfoque y visión de la vida

Nada más lejos de la realidad. El tener hijos no es una justificación para no dedicarnos tiempo y cuidar de nosotros mismos. Tampoco la edad, el trabajo ni ninguna de las excusas que nos queramos dar. De hecho, seremos mejores padres o madres, trabajadores, hijos o amigos si disfrutamos de una autoestima sana y saludable y estamos a gusto con nuestra imagen.

Y para esto, a veces bastan solo unas pequeñas reformas. Un cambio de look en el que intentemos ocultar los aspectos de nuestro físico menos atractivos y resaltar aquello que nos favorece o un corte de cabello que nos ofrezca una imagen renovada. Las posibilidades de mejorar la forma en que nos vemos, son infinitas.

No se precisa gastar fortunas en ropa de marca para vestir con estilo y elegancia. Si tenemos dudas sobre lo que deberíamos usar, podemos pedir consejo a un amigo o conocido que haya demostrado anteriormente buen gusto en sus elecciones. El objetivo es sentirnos complacidos con la imagen que proyectamos y así elevar nuestra autoestima y seguridad. De esa forma estaremos vibrando en la frecuencia adecuada para que la ley de atracción actúe positivamente en nuestra vida. Mejorará la actitud y la ley de atracción con nuestro enfoque y visión de la vida

la ley de la atracción

Buenos hábitos

Demás está decir que es muy importante adquirir y conservar buenas costumbres. Eso incluye, desde cuidar nuestra alimentación para que siempre sea sana y saludable hasta evitar a toda costa hábitos nocivos, que solo nos acarrearán problemas físicos y psicológicos.

Dejar de consumir comida chatarra, abandonar el hábito de fumar o beber en exceso o, en casos extremos, buscar ayuda especialista para luchar contra alguna adicción, no solo es recomendable, sino absolutamente necesario si queremos mejorar nuestro aspecto físico y con ello nuestra autoestima y seguridad.

Salud física

Es innegable el efecto que puede llegar a tener en nuestro bienestar y, por ende, en la actitud que proyectamos, el poder disfrutar o no de un estado de salud óptimo. Es cierto que hay factores que no podemos controlar. No obstante, hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestro estado físico.

Hacer ejercicios regularmente es una excelente manera de mantenernos en forma y liberar endorfinas. Estas juegan un papel antidepresivo, mejoran el estado anímico, suben la autoestima y disminuyen la ansiedad. Y nuestro cuerpo en general nos lo agradecerá. Mejorará la ley de atracción con nuestra visión de la vida

Otros aspectos, como mantener una adecuada higiene física y bucal, no solo ayudan a una buena salud, sino que mejoran nuestro aspecto físico y contribuyen a tener una imagen más atractiva. No deberíamos tampoco descuidar señales de alerta que nos pongan sobre aviso de algún problema de salud que deberíamos checar.

Prestando especial atención a cada uno de estos aspectos y no descuidando en ningún momento los hábitos beneficiosos que hayamos adquirido, estaremos encaminándonos a mejorar potencialmente nuestra autoimagen y seguridad en nosotros mismos. Y de esta forma estaremos listos para comenzar a recibir los efectos positivos de la ley de atracción.

2− Llénate de cosas positivas y modifica tus pensamientos

Para revertir el efecto negativo que la ley de atracción ha traído a nuestra vida, es necesario que nos propongamos hacer un cambio radical de todos los aspectos que ensombrecen nuestra actitud. Si ya conseguimos estar a gusto con la imagen que proyectamos y así elevar nuestra autoestima y vencer la inseguridad, es hora de pasar al siguiente nivel. Que conduce a la ley de atracción a mejorar nuestra visión de la vida

Ahora vamos a dirigir el enfoque directamente a nuestros pensamientos. Es bien sabido que aquello con lo que alimentamos la mente tendrá un poderoso impacto en nuestro estado de ánimo y, por ende, en la actitud que proyectamos.

Es posible que hasta ahora no tuviéramos el control sobre lo que permitimos germinar en nuestro subconsciente, dejando que factores externos se encarguen de contaminar libremente nuestra mente. Esto puede ser mediante lo que acostumbramos leer, las películas o series que vemos, la gente que nos rodea y el ambiente circundante.

 ¿Cómo identificar aquello que nos hace daño?

Muy fácil, todo lo que eventualmente se traduzca en ira, angustia, ansiedad o miedo, entre muchísimas otras emociones negativas, es nocivo para nuestra mente. A veces solo es necesario unos pequeños ajustes, que se adecuen más a ese “nuevo yo” que queremos construir y a la actitud que queremos proyectar. Claro, la ley de atracción mejorara nuestra perspectiva de la vida

Decide lo que dejarás entrar a tu mente

Muchas personas descuidan este aspecto por considerarlo irrelevante. Pero nada más lejos de realidad. Como sucede con la forma en que nos alimentamos físicamente, aquello que dejamos entrar en nuestra mente tendrá un impacto directo en nuestra salud mental.

Es importante recordar que, como mismo hay comida chatarra, también hay pasatiempos basura. Y no se trata de ponernos profundos y creer que todo el entretenimiento ligero es perjudicial. Solo necesitamos ser un poco más selectivo, sobre todo, con aquello que notamos que nos perjudica.

Quizás te des cuenta de que dedicas largas horas a ver telenovelas melodramáticas que te dejan una sensación de angustia. O a lo mejor pasas mucho tiempo enfrascado en un videojuego violento, que luego se traduce en una sensación de malestar y ansiedad.

Tal vez hayas desarrollado el hábito de leer o ver videos acerca de noticias espeluznantes y catastróficas, que te dejan en un estado de desazón. Sea cual sea el factor que identifiques, deberías considerar, cuánto bien le está haciendo a tu salud mental y a tu determinación para conseguir el crecimiento personal.  Claro que, la ley de atracción ayudará a nuestra perspectiva de la vida

De cualquier manera, es una decisión muy personal. Nadie puede decirte qué deberías leer, qué programas ver o qué música escuchar. Es tu decisión dejar entrar a tu mente aquello que te hará sentirte relajado, tranquilo, optimista, que alimentará tu determinación a convertirte en una persona exitosa y feliz o, de lo contrario, continuar dejando que fluyan libremente todo tipo de contenido, con sus efectos resultantes. Es claro que, la ley de atracción ayudará a mejorar nuestra perspectiva de la vida

Modifica tu entorno

Es innegable el efecto que tiene en nuestro estado anímico el entorno. Recuerda, para que nuestra mente empiece a vibrar en una frecuencia positiva y la ley de atracción funcione a nuestro favor, es importante crear las condiciones adecuadas para propiciar un cambio de actitud total.

Un lugar de trabajo y un hogar organizados y limpios, generan una sensación de orden y equilibrio, que afecta muy positivamente nuestra mente. A veces es suficiente con unos pequeños cambios para conseguir un ambiente más luminoso, equilibrado o alegre. El esfuerzo se traducirá en más energía positiva.

Deja que entren personas de luz a tu vida

Este es uno de los factores más determinantes en el resultado final de nuestro esfuerzo por cambiar hacia una mentalidad positiva. Las personas que nos rodean por lo general tienen un gran peso en nuestro modo de ver la vida.

Lo queramos o no, las opiniones de los demás suelen tener un gran peso en nuestras decisiones. Y aunque lo más sensato es aprender a desoír todo aquello que nos distraiga de nuestro objetivo, lo cierto es que, al comienzo no tendremos ni la fuerza ni el entrenamiento necesario para filtrar las voces que nos llegan del exterior y quedarnos solo con las alentadoras.

Y muchas veces, esas voces desalentadoras y opiniones negativas vienen de personas muy cercanas, gente que no podemos sacar de nuestra vida porque son compañeros de trabajo, amigos o parte de nuestra familia.

Entonces, la forma más sensata de equilibrar la balanza, es permitiendo que entren a nuestra vida otras personas. Si no sabes cómo encontrarlas, no te preocupes. Aunque comiences a andar completamente solo por un camino, es seguro que a lo largo del trayecto aparecerán otros caminantes que van en tu misma dirección.

Dejar que entren a tu vida esas personas, que te aportarán alegría, energías renovadas y fuerzas para creer en ti mismo y no rendirte jamás, es un excelente recurso para avanzar hacia una vida satisfactoria y feliz.

Cambia tu enfoque de la realidad

Y muy importante, cambia la perspectiva con la que asumes la vida. Aunque todos los factores anteriores están encaminados a ayudarte a cambiar tu actitud ante la vida, es necesario que hagas un esfuerzo concienzudo para lograrlo.

Toma conciencia de tu modo de enfrentar la vida. Es posible que te des cuenta que, con frecuencia asumes una actitud victimista, negativa o sombría. Y aunque es normal que nos sintamos desanimados y tristes en algunos momentos, a veces solo es un comportamiento aprendido que repetimos inconscientemente una y otra vez.

Recuerda, la felicidad no es el resultado de un conjunto de factores externos a ti, es la actitud con la que asumas esos eventos. Nace en tu mente y solo tú puedes tener el control sobre lo que pasa en ella. Entrénala para identificar las emociones nocivas y con esfuerzo y constancia de tu parte lograrás modificarlas por vibraciones positivas.

Y aunque al principio te parezca difícil experimentar siempre sentimientos como la alegría, el agradecimiento o el optimismo, te darás cuenta que, como mismo has “aprendido” a sentir pesimismo, ira y tristeza puedes desaprenderlo e instaurar emociones más beneficiosas.

Toma acción

Y, por supuesto, nada de lo anterior tendría peso realmente, en nuestro empeño de construir una vida exitosa y feliz, si asumimos una actitud pasiva. Como dije en los artículos anteriores, he conformado mi propia versión de la ley de atracción.

No dudo ni por un segundo del hecho de que atraemos a nuestra vida aquello en lo que nos enfocamos y con la actitud con que lo hagamos, sea positivo o negativo. Pero si realmente queremos que esto se traduzca en una vida plena y satisfactoria y en prosperidad y éxito tenemos que tomar acción.

Lo bueno que tiene preparar nuestra mente con todos los pasos anteriores, es que nos entrena para comenzar a pensar de forma diferente. Y cuando esto suceda, vamos a ser bombardeados con una lluvia de ideas frescas que nos estarán ofreciendo la posibilidad de un cambio radical de vida. Cabe destacar que, la ley de atracción cambiará nuestra vida

Abraza tus sueños

Muchas veces a lo largo de nuestra vida solemos acallar nuestros sueños. Las razones son diversas. Nos hicieron creer que eran quimeras, fantasías irrealizables. O no nos sentimos capacitados para lograrlo. O quizás no tenemos los recursos económicos para llevarlo a cabo. Son innumerables las razones por las que en su momento decidimos ‘tirar la toalla’.

Tal vez, ahora que estás reconduciendo tu vida por el camino del crecimiento personal y te has llenado de sentimientos y emociones positivas, sea el momento de retomar aquellas esperanzas. Quizás, viéndolo desde una perspectiva diferente y una actitud mucho más positiva, no te parezca tan descabellado llevar a cabo aquel proyecto que siempre te apasionó tanto.

Define tus prioridades

Pero ojo, la vacilación al decidirte por algún proyecto, ante una avalancha de sueños, te convertirá en prisionero de tus propias fantasías. Eso tampoco es aconsejable, pues a la larga no se traducirá en resultados palpables y terminará amargándote.

Es muy importante que sepas definir tus prioridades. Trazar el camino por el que te gustaría avanzar y decidir a dónde exactamente quieres dirigirte. No importa cuán difícil parezca. Como siempre digo, difícil no significa imposible.

Muy pronto te darás cuenta, que ese sueño olvidado, al que ahora le has permitido renacer y fortalecerse, se va convirtiendo en una fuerza tan poderosa, que es capaz de arrastrar a su paso todas las barreras que se interpongan en el camino. Cabe destacar que, sin lugar a dudas, la ley de atracción cambiará para siempre nuestra vida

Lánzate a por ello

Y cuando el terreno esté abonado, tu actitud sea la adecuada, te hayas rodeado de personas que te animan a continuar y tu sueño haya cobrado forma hasta convertirse en una fuerza arrolladora, es el momento de actuar.

No importa si tienes todas las condiciones para hacerlo. Tampoco si estás listo o no. Te diré un secreto, si esperas a estar listo, jamás lo harás. Lánzate a por ello, dispuesto a fracasar una y otra vez. A aceptar las derrotas y prepararte con la lección aprendida para un nuevo intento.

El éxito solo lo consiguen aquellos que no se rindieron jamás. No importa cuántas veces fracasaron. Porque cada fracaso solo era una manera de intentarlo con una lección implícita. Y cada uno de esos fracasos le aportó algo a su próximo intento.

Esa, según mi versión de la ley de atracción, es la manera más acertada de hacer que funcione a nuestro favor. Tu actitud, sea positiva o negativa, atraerá a tu vida las personas que vibren en tu misma frecuencia. Te abrirá las puertas a nuevas oportunidades, ideas o proyectos o te las cerrará. La ley de atracción afectara positivamente nuestra vida

la ley de la atracción

El poder está en tu mente. Solo tú puedes hacer que la ley de atracción sea esa fuerza poderosa que terminará atrayendo a tu vida paz, armonía, prosperidad y éxito. Solo tú, puedes hacerlo realidad.

 

ÚLTIMAS ENTRADAS

soltar para avanzar y aprender a fluir
que es la dependencia emocional
mountains-5368407_1920
La ley de atracción
que es el victimismo
el bambu japones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 2 =