como vencer el miedo y la inseguridad

CÓMO VENCER EL MIEDO Y LA INSEGURIDAD PARA TOMAR DECISIONES IMPORTANTES

¿Te sientes atrapado en una situación que te causa tristeza y angustia y no sabes qué hacer para solucionarlo? Aun sabiendo cuál sería la solución a tus problemas ¿el miedo te paraliza a la hora de tomar una decisión? Muchas personas no saben cómo vencer el miedo y la inseguridad que afrontan en momentos decisivos de su vida y terminan sintiéndose cada vez más incapaces y frágiles ante problemas que parecen alzarse como montañas.

Conozco muy bien esa sensación. Fueron innumerables las ocasiones en las que permití que mi realidad quedara determinada por factores ajenos a mis propios deseos. Muchas veces no sabía qué era exactamente lo que deseaba, pero sí estaba segura de lo que no quería. No quería nada de aquella situación que me tocó vivir y por la que me dejé arrastrar.

Sea que estemos atrapados en un matrimonio que ya no nos aporta ninguna razón para ser feliz, que nos hayamos dejado involucrar en una organización o proyecto que ya no satisface nuestros intereses ni coincide con nuestras convicciones personales o cualquier otra situación que nos esté afectando profundamente, ha llegado la hora ineludible de tomar una decisión. Pero… y he aquí ‘el pero’, ¿qué hacer cuando no tienes la fuerza suficiente para tomar una decisión drástica que puede cambiar tu vida?

como vencer el miedo y la inseguridad

Cómo vencer el miedo y la inseguridad al salir de nuestra zona de confort

El primer indicio de que algo en nuestra vida no va bien es esa sensación de vacío, ansiedad y tristeza, que nos avisa que estamos perdiendo el rumbo de nuestro barco. Como saben las personas que han leído mi libro Cenizas en mi caso confluyeron demasiados factores, convirtiendo mi vida en un pozo de incertidumbre, inseguridad, baja autoestima y cuantos sentimientos y emociones nocivas existan.

Cuando hemos pasado mucho tiempo sintiendo angustia y tristeza por nuestra situación sin hacer nada para solucionarlo, caemos sin darnos cuenta en un estado de conformismo doloroso, en el que creemos que ese dolor es inherente a la vida y nada de lo que hagamos podrá cambiarlo.

CÓMO VENCER EL MIEDO Y LA INSEGURIDAD PARA TOMAR DECISIONES IMPORTANTES

Creamos, sin proponérnoslo, un idilio con el sufrimiento. A fin de cuentas, nos parece más cómodo soportar el dolor que nos proporciona nuestra realidad, que salir de la zona de confort y enfrentar los retos y desafíos de cualquier decisión que pueda cambiarnos la vida.

Determinar el origen de nuestro descontento y el camino por el que nos decidiremos, es crucial

Nadie puede avanzar si no ha decidido por cual camino lo hará. Establecer que no estamos de acuerdo con lo que tenemos o somos ahora, es el primer paso para conseguir cambiar en algún momento. Pero más importante que eso, es averiguar a donde exactamente queremos llegar. Cuando pensamos en nuestra vida, ¿qué es lo que más nos desagrada? ¿Cómo imaginamos que podría ser para aportarnos alegría y satisfacción?

Cómo vencer el miedo y la inseguridad

Imaginemos que nos sentimos atrapados en un matrimonio que hace mucho tiempo no nos aporta nada positivo y sí muchas razones para sentirnos tristes y amargados.  Es obvio que nadie se sentiría a gusto en esa situación. La rutina diaria que hemos estado viviendo durante tanto tiempo, en el que nos hemos habituado a estos sentimientos perjudiciales, nos ha moldeado el carácter de forma negativa.

Así que gran parte del descontento que sentimos, puede estar dirigido hacia nosotros mismos.  No nos gusta esta versión que proyectamos donde somos críticos, resentidos, malhumorados o tristes y por más que lo intentemos no hayamos razones para sentirnos bien.

En este caso, un análisis autocrítico y sincero de la situación nos puede ayudar a determinar el rumbo. ¿Creemos que aún es posible salvar la relación, que quedan razones por las que aferrarse? Entonces es imperioso trazar estrategias claras y definidas para lograr ese objetivo. Jamás deberíamos sentir miedo de exponer nuestro punto de vista y sentimientos. El mismo hecho de sentirlo es un claro indicio de que algo no está bien.

Reforzar la comunicación y hablar francamente sobre el problema y los sentimientos envueltos, es necesario para buscar la solución.  Es importante aceptar los errores propios y jamás dar a entender que toda la culpa recae sobre nuestra pareja.

En cualquier caso, ha sido una situación que hemos propiciado o permitido durante mucho tiempo. Ambos integrantes de la pareja tienen responsabilidad en el mal o buen funcionamiento de la relación y aceptar eso con humildad es un buen punto de partida.

Cómo vencer el miedo y la inseguridad

Tener bien establecidas nuestras demandas, saber con exactitud qué deseamos con respecto a la relación o a nuestra propia forma de sentirnos es muy importante para exponer con claridad nuestros sentimientos. El miedo a veces nos paraliza, nos hace aplazar una decisión o plática de la que tememos el desenlace.

Es momento de cambiar nuestra vida, pero ¿cómo vencer el miedo y la inseguridad a la hora de hacerlo?

Cómo vencer el miedo y la inseguridad

Muchas veces he estado en ese dilema. Es un descontento que, luego de estar agazapado durante mucho tiempo, comienza a bullir por dentro. A veces sientes que ha crecido tanto que pudiera hacerte explotar, pero sabes que en el momento que abras la boca, comenzará una guerra y le temes a eso, tanto o más, que a la situación que estás viviendo.

En esos momentos de mi vida usaba una estrategia. Sabía que la conversación era inaplazable, que tarde o temprano habría que exponer los puntos de vista y sentimientos envueltos. Así que, luego de pasar mucho tiempo analizando la situación y cuando en mi mente estaba claro todo el panorama y lo que esperaba conseguir, decidía la frase con la que romper el silencio.

Solo debía reunir todo el valor del mundo para decir esas primeras palabras. Luego todo lo demás vendría solo. Por supuesto, hay que estar dispuestos a aceptar el riesgo de lo que eso conlleva. Pero, como estaba segura de no querer seguir viviendo la situación tal y como estaba hasta ese momento, pensaba, ¿qué es lo peor que podría pasar?

Pero no fue fácil, muchas veces las palabras se me atragantaban en la garganta. Pasaba días con ellas ardiéndome en el pecho y por más que lo intentaba no salían. Pero por experiencia propia sé que aplazar las decisiones importantes es como ignorar una enfermedad mortal. Solo con cerrar los ojos no va a desaparecer.

A veces es necesario adoptar una aptitud de kamikaze. Estar dispuestos a perderlo todo por alcanzar un objetivo superior. Imaginemos todos los posibles escenarios resultantes y preguntémonos ¿en serio sería tan malo, por ejemplo, que la relación acabara, si mi pareja no estuviera dispuesta a escucharme y mejorar? ¿Estoy dispuesto(a) a seguir soportando indefinidamente esta situación asfixiante, sólo porque existe la posibilidad de un desenlace inesperado?

Cómo vencer el miedo y la inseguridad

Si aún estamos a tiempo de salvar el amor, si nuestro compañero responde con el mismo deseo de mejorar las cosas y juntos se proponen nuevas metas y avanzan en su crecimiento personal, es posible que nuestra vida dé un giro de 180° grados.

Hay que estar dispuestos a cambiar muchas cosas, todo lo que sea necesario, con el objetivo de hallar esa sensación de plenitud, confianza, seguridad y amor propio que deseamos alcanzar.

Cómo vencer el miedo y la inseguridad

Sea cual sea la situación que nos está produciendo este desasosiego y nos ha convertido en personas muy diferentes de lo que desearíamos haber sido, es hora de decidirnos, vencer el miedo y la inseguridad que nos congela a la hora de actuar y darle un nuevo rumbo a nuestra vida.

No olvidemos que siempre hay un plan B y si este no funciona, recuerda que el alfabeto tiene veintiséis letras. Los intentos por arreglar las cosas a veces solo consiguen convencernos de algo que ya sospechábamos, que ese no era el camino.

De cualquier manera, esos ejercicios de libertad de expresión y demostración de fortaleza de carácter, nos preparan para decisiones más fuertes e importantes llegado el momento.

Las personas que han sido víctimas de familias disfuncionales y violentas, que han pertenecido a sectas controladoras y perniciosas o por su carácter dócil han permitido que otras personas con supuesta autoridad sobre ellos los manipule emocionalmente, son más propensas a aceptar situaciones extremas.

Llegan a someterse con resignación porque se sienten sin recursos para enfrentar el miedo de tomar una decisión drástica que los libere de esa prisión emocional.

¿Qué es el miedo y cómo podemos lidiar con él?

como vencer el miedo y la inseguridad

El miedo es una reacción normal del ser humano. Ha sido crucial a lo largo de la historia para sobrevivir como especie ante situaciones límite. Básicamente es una respuesta de nuestro cerebro que nos impele a huir o protegernos de algo que podría resultar letal.

Aumento de la presión cardiaca, sudoraciones, dilatación de las pupilas o aumento del tono muscular, son algunas de las reacciones fisiológicas que produce el miedo. De esta manera nuestro cuerpo se prepara para una posible respuesta de lucha o huida.

Pero a veces el miedo que sentimos es disfuncional, o sea no está provocado por un peligro real. Nuestro subconsciente interpreta como peligrosas las situaciones estresantes y el miedo se apodera de nuestra mente. Nos deja en un estado de congelación que nos paraliza y lejos de ser beneficioso, nos coarta la libertad para planear y decidir nuestra propia vida.

como vencer el miedo y la inseguridad

Vence el miedo y toma las riendas de tu propia vida

Diversas cuestiones en nuestra vida podrían estar requiriendo una dosis extra de valor para seguir adelante. Sea cual sea el asunto pendiente con nosotros mismos, hay que resolverlo. La vida es corta, vivirla como autómatas, resignados y huraños es como estar muertos en vida.

 Los asuntos que hoy se interponen en la realización de nuestros sueños y nos parecen extremadamente trascendentales, mañana tal vez los veamos en su justa dimensión y hasta nos sorprenda nuestra exagerada percepción del problema.

Usemos todas las armas a nuestro alcance, desarrollemos una personalidad fuerte y segura, una autoestima saludable y aprendamos a controlar la sensación de miedo y a usarla a nuestro favor.

Sentimos miedo cuando creemos que no estamos a la altura de lo que necesitamos para defendernos de cierta amenaza. Veámoslo como un aviso de tareas pendientes.

Es necesario fortalecer nuestro espíritu y nuestra mente, definir qué queremos en nuestra vida y no sucumbir por chantajes emocionales, coacción ni amenazas. Nada debe anteponerse a la determinación de controlar el rumbo de nuestra propia vida.

como vencer el miedo y la inseguridad

Aprender cómo vencer el miedo y la inseguridad es el camino para tomar las decisiones acertadas. Solo tú tienes el control y el poder. Tú decides tu propia vida.

ÚLTIMAS ENTRADAS

soltar para avanzar y aprender a fluir
que es la dependencia emocional
mountains-5368407_1920
La ley de atracción
que es el victimismo
el bambu japones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =